Como realizar el mantenimiento de persianas mallorquinas

Una de las preocupaciones de la gente cuando se habla del mantenimiento de  persianas mallorquinas es que se desconoce como proceder para que luzcan como el primer día. Muchas personas piensan que este tipo de persianas requieren un gran mantenimiento, pero hoy en día es más fácil de lo que parece.

Si se conocen las técnicas y se tienen los materiales apropiados se puede mantener una persiana mallorquina de madera como el primer día dándole únicamente un pequeño retoque cada dos o tres años.

Si lo que deseamos es renovar nuestras persianas es necesario seguir los siguientes pasos:

  • En primer lugar procedemos al lijado de toda la persiana, este proceso debe llevarse a cabo a conciencia ya que la finalidad es eliminar los restos de producto anterior, abrir el poro de la madera y reparar pequeños arañazos. Para este paso, es recomendable hacer el lijado con una esponja de gramaje 160.
  • A continuación, aplicamos una capa de imprimación a brocha o a pistola para proteger de nuevo la madera y cerrar el poro.
  • Por último, aplicaremos 2 o 3 capas más de acabado para devolver a la madera su belleza y brillo natural además de protegiendo la persiana ante la climatología adversa.

Es cierto que si nos descuidamos y pasa un periodo de tiempo demasiado largo (más de tres años) la restauración de la persiana es más costosa ya que hay que lijar con más profundidad hasta llegar a sanear toda la madera y luego aplicarle alguna capa de producto protector. Pero, aun así, se puede recuperar toda la vitalidad y luego continuar con un mantenimiento de la persiana periódico.

Además, con los barnices y lacados de última generación se consiguen acabados perfectos para que nuestra persiana parezca nueva a pesar del paso de los años. Con los lacados que existen podemos, también, ir cambiando el color de nuestras persianas para adaptarnos a las nuevas tendencias del mercado.

Como hemos visto, el mantenimiento de persianas mallorquinas no es tan costoso como nos pensamos, simplemente hay que preocuparse de cuidar un poco los materiales para que permanezcan intactos al paso del tiempo. Además con la gran gama de colores que existen en los lacados, podemos conseguir cambiar todo el aspecto de una casa solo retocando la persiana y así nunca aburrirnos de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *